Jueves, 27 de abril de 2017
Manzanares

Las visitas guiadas al Paritorio, de gran ayuda para las futuras madres del área de Manzanares

Las visitas guiadas al Paritorio, de gran ayuda para las futuras madres del área de Manzanares

El programa de familiarización y educación para la salud del centro proporciona además información y consejos para las gestantes sobre los cuidados del recién nacido.
AutorRedacción / Actualizado 28 mayo 2015
28 de mayo de 2015-El programa de familiarización y educación para la salud destinado a las mujeres del Área Integrada de Manzanares (Ciudad Real) que se encuentran en el último tramo de su embarazo ha cumplido cinco años con un balance muy satisfactorio.
Las matronas del Hospital Virgen de Altagracia de Manzanares y de los centros de salud de Manzanares, Membrilla y La Solana, dependientes del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), organizan visitas periódicas para que las futuras madres puedan conocer de primera mano las instalaciones del Servicio de Paritorio.
 
Gracias a esta iniciativa, las embarazadas de la comarca y sus parejas pueden familiarizarse con las salas de monitores y de dilatación, y con los paritorios, uno de ellos de baja intervención. Así mismo las gestantes también visitan, guiadas por el personal sanitario, la planta de Maternidad del Hospital Virgen de Altagracia, donde ingresarán cuando den a luz.
 
Este programa también ofrece información y consejos a las futuras madres sobre los cuidados del recién nacido relacionados con la alimentación, higiene diaria, medidas del sueño y patologías frecuentes, así como para el fomento de la lactancia materna. Esta práctica tan natural aporta numerosas ventajas desde el punto de vista de la nutrición, higiene y el desarrollo cognitivo e intelectual.
 
Las visitas a las instalaciones del Servicio de Paritorio y planta de Maternidad del Hospital de Manzanares se desarrollan con una periodicidad de dos meses y en ellas participan mujeres embarazadas que asisten a clases de preparación al parto.
 
Esta actividad es un ejemplo más de la coordinación y colaboración que existe entre los profesionales de Atención Primaria y Especializada para la mejora continua de la atención que reciben los usuarios del SESCAM.