Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
25 de febrero de 2017
  Buscar
  Portada
Nuestra Historia

El doctor García-Tornel y su contribución a la enseñanza de la enfermería española

El doctor García-Tornel y su contribución a la enseñanza de la enfermería española
Lorenzo García-Tornel y Carrós.

Dentro de las obras escritas y dirigidas para la enseñanza de los auxiliares sanitarios, llámese Practicantes, Matronas o Enfermeras, rescatamos en esta ocasión la edición del Manual del Practicante y de la Enfermera del doctor Lorenzo García-Tornel publicada en 1939.

Actualizado 5 junio 2012
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter

Breve semblanza del doctor García-Tornel
Don Lorenzo García-Tornel y Carrós nació Barcelona en 1889. Se licenció en 1912 por la Facultad de Medicina de Barcelona. Discípulo del doctor Morales Pérez, seducido por el arte de quirurgos y el ojo clínico, se adiestró en las técnicas operatorias de la época y examinó virtuosamente docenas de pacientes.

Admirador ferviente en su juventud de la trayectoria impoluta y revolucionario-conservadora de don Antonio Maura, colaboró con Primo de Rivera como diputado provincial. En 1929, ocupó la cátedra de Medicina del Trabajo fundada por la Diputación provincial en la Escuela de Trabajo, a la que dio el impulso necesario convirtiéndose en experto señero en patología laboral. En 1955 presidió la delegación española presente en el Congreso Internacional de Medicina del Trabajo, celebrado en Nápoles, adivinando ya la importancia que en el futuro tendría esta especialidad.
Durante la Guerra Civil Española fue médico militar junto al gobierno de Burgos. Las tropas nacionales y las del bando en pugna acreditaron de él éxitos diagnósticos y de sus métodos de cura y asimismo de su virtuosismo rehabilitador.

Acabada la guerra, formó parte del consistorio del Ayuntamiento de Barcelona desde 1939 hasta 1952 como Teniente de Alcalde y Delegado de la Concejalía del Distrito VII, y más tarde ponente de Sanidad, en la que llevó a cabo un buen número de mejoras hospitalarias, contándose entre ellas la instalación en Barcelona del primer “pulmón de acero”.

Llegó a ser Presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, en dos ocasiones, separadas por lustros, asumiendo la dirección de una masa inquieta e intentando ser redentor de los de su clase.
Terminada la Segunda Guerra Mundial, en 1946, resultó elegido miembro del Comité Ejecutivo de la World Medical Association, hecho que significó una importante reintegración de la ciencia de nuestro país en el ámbito internacional, siendo reconocido como una de las personalidades más destacadas de la ciencia española, afirmándose con su nombramiento la participación de España en las tareas más importantes de la reconstrucción y de la paz. En los años siguientes fue reelegido y en 1955 se le elevó a la presidencia de esta Asociación Médica Internacional, en cuyo alto cargo sería reelegido dos veces más y de forma consecutiva.

En 1948, ingresó en la Real Academia de Medicina y Cirugía de Barcelona, con el discurso La Cirugía española en el siglo XIX contestado por el doctor Andrés Martínez Vargas. Llegó a ser Vicepresidente de la Academia en los bienios 1959-60 y 1961-62, y en la sesión inaugural de 1965 disertó sobre La emoción y el riesgo operatorio.
Durante muchos años dirigió el Hospital de la Cruz Roja de Barcelona, no decayendo nunca la organización de la Escuela de Enfermeras de la que también fue Director tras la muerte de Martínez Vargas.

El Doctor García-Tornel junto a una de sus hijas con el uniforme de Dama Enfermera de la Cruz Roja.
(Cortesía de Asunción García-Tornel)

En el apartado de las distinciones, Lorenzo García-Tornel fue acreedor de numerosas condecoraciones, como la Gran Cruz de Sanidad, la Gran Cruz de Beneficencia, la primera medalla de oro del Consejo General de Médicos, así como la Gran Placa de Honor y Mérito de la Cruz Roja Española concedida por S. E. el Jefe del Estado, en 1960.

El Doctor García-Tornel – sentado el segundo por la izquierda – en la entrega de títulos, brazaletes y medallas el 22 de junio de 1934.
(Cortesía de Asunción García-Tornel)


 
Autor de diversos escritos en revistas científicas, fue traductor de W. S. Bainbridge con El problema del cáncer (Barcelona, 1924), pero sin duda, su obra más conocida es el Manual del practicante y de la enfermera del que tenemos conocimiento que se llegaron a publicar un total de ocho ediciones, aunque solamente hemos localizado seis correspondientes a los años de 1925, 1935, 1937, 1938, 1939, 1944 y 1952.

Después de toda una vida de entrega a la sanidad, el doctor García-Tornel nos dejaba para siempre el 1 de junio de 1972 a la edad de 83 años.
Manual del Practicante y de la Enfermera (1939): Esquema de la obra.
En 1939, la Casa Editorial Bosch publicó en Barcelona la sexta edición del Manual del Practicante y de la Enfermera del doctor García-Tornel.
Esta obra consta de dos tomos encuadernados en rústica, con un tamaño de 18,5x13 cm. El primer tomo tiene 629 páginas y el segundo de 518, índices incluidos, con un total de 174 grabados, 63 y 111 respectivamente.

Portadas del Manuel del Practicante y la Enfermera (Tomos I Y II) de 1939.





El tomo primero está dividido en dos partes. La primera se compone de 36 capítulos de los cuales los dieciséis primeros están destinados a la Anatomía y Fisiología Humana y; los otros veinte restantes corresponden a temas relacionados con la Deontología, Asepsia y Antisepsia, Nutrición y Dietética e Higiene. La segunda parte recoge a lo largo de sus 13 capítulos la Farmacología y Terapéutica y; finalmente, el autor titula bajo el epígrafe de “Cirugía” los 43 capítulos que forman la tercera parte de la obra y que se encuentran incluidos en el segundo tomo.

ÍNDICE DE CAPÍTULOS
PRIMERA PARTE.
Capítulo I. Conformación exterior del cuerpo humano; planos, ejes y puntos que se admiten para la determinación topográfica de los órganos. Idea general de la conformación interior y estructura del cuerpo humano.
Capítulo II. Aparato locomotor. Partes de que consta. Idea principal del esqueleto. Porciones en que se divide para su estudio. Conformación interior de los huesos.
Capítulo III: Cabeza. Enumeración de los huesos que la forman. Descripción de las principales cavidades de la calavera.
Capítulo IV. Tronco. Enumeración de los huesos que forman esta parte del esqueleto. Modo de asociarse para constituir las cavidades torácica, abdominal y pelviana.
Capítulo V. Miembros torácicos y abdominales. Huesos que los constituyen y articulaciones que forman.
Capítulo VI. Miología. Consideraciones generales.
Capítulo VII. Enumeración y uso de los músculos de la cabeza y cuello.
Capítulo VIII. Enumeración y uso de los músculos del tronco.
Capítulo IX. Enumeración y uso de los músculos de los miembros torácicos y abdominales.
Capítulo X. Aparato digestivo. Enumeración de los órganos que lo constituyen y funciones que desempeñan.
Capítulo XI. Aparato respiratorio. Enumeración de los órganos que lo forman y usos que tienen.
Capítulo XII. Enumeración de los órganos que forman los aparatos genito-urinarios masculino y femenino. Función de estos órganos.
Capítulo XIII. Idea general del aparato circulatorio y enumeración de los troncos arteriales y venosos más principales y situación de los mismos. Funciones de la circulación.
Capítulo XIV. Idea general del aparato nervioso. Partes principales que lo constituyen.
Capítulo XV. Aparatos sensoriales. Ligera reseña de los órganos que constituyen el sentido de la vista, oído, olfato, gusto y tacto. Ligera idea de las funciones que desempeñan.
Capítulo XVI. Idea y aplicación de las cuadrículas topográficas. Descripción de la cuadrícula topográfica del Doctor Fourquet.
Capítulo XVII. Cualidades físicas de la enfermera.
Capítulo XVIII. Aire. Su composición e impurezas. Principios de la ventilación natural y artificial y su aplicación a las casas y hospitales.
Capítulo XIX. Agua. Manantiales. Caracteres del agua potable. Relación entre las impurezas del agua y la difusión de las enfermedades. Purificación del agua para usos domésticos: filtración, ozonización, cloración, rayos ultravioleta.
Capítulo XX. Leche. Composición. Clases. Contaminación. Adulteración. Aprovisionamiento y conservación. Leches preparadas.
Capítulo XXI. Higiene personal. Vestidos. Ejercicio, reposo y recreo. Aseo. Parásitos.
Capítulo XXII. Infección. Su naturaleza. Fuentes y modo de transmisión de los microbios. Insectos y otros parásitos. Breve idea de los métodos de desinfección.
Capítulo XXIII. Calefacción en casas y hospitales. Alumbrado natural y artificial.
Capítulo XXIV. Higiene de la habitación del enfermo.
Capítulo XXV. Eliminación de residuos. Diversos métodos en uso. Sistemas secos y con agua. Disposición general de los saneamientos en las casas y en los hospitales.
Capítulo XXVI. Composición química de los alimentos. Vitaminas. Proceso general de la nutrición. Calorías.
Capítulo XXVII. Objeto de la dietética. Reglas de la cocina dietéticas. Pesos y medidas. Equivalencias volumétricas y de peso más usuales.
Capítulo XXVIII. Preparaciones dietéticas. Leche y sus derivados. Lacticinios. Formas de preparación. Huevos. Caldos, sopas, papillas y purés. Carnes y pescados. Vegetales. Frutas. Bebidas nutritivas, refrescantes, infusiones.
Capítulo XXIX. Manera de presentar y servir las comidas a los enfermos.
Capítulo XXX. Dietas especiales según las enfermedades. Régimen lactovegetariano. Régimen del nefrítico, del cardíaco, del diabético.
Capítulo XXXI. Analgésicos. Antipiréticos. Anestésicos generales y locales. Hipnóticos. Ejemplos.
Capítulo XXXII. Medicamentos antiluéticos. Quina. Medicamentos opoterápicos. Ejemplos.
Capítulo XXXIIII. Fiebre. Termómetros. Gráficas de temperatura. Síntomas que acompañan generalmente a la fiebre. Significación del escalofrío y de los sudores. Modalidades de la fiebre en la pulmonía, tifoidea, paludismo y procesos sépticos. Relación del pulso con la temperatura. Indicaciones del empleo de antitérmicos.
Capítulo XXXIV. Anemia. Transfusión sanguínea. Grupos sanguíneos. Hemofilia.
Capítulo XXV. Etiología general de las enfermedades del corazón. Síntomas subjetivos y objetivos de los enfermos del corazón. Lesiones cardíacas compensadas y descompensadas.
Capítulo XXXVI. Síntomas generales de las enfermedades de las vías respiratorias. Diversos tipos de respiración. Tos o expectoración. Hemoptisis. Pulmonía. Pleuresía. Pneumotórax artificial. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
 
SEGUNDA PARTE.
Capítulo I. Medicamentos. Preparación farmacológica. Receta. Posología. Vías de administración de los medicamentos. Pesas. Medidas y abreviaturas. Ejemplos.
Capítulo II. Medicamentos antisépticos y desinfectantes. Medicamentos tópicos. Medicamentos revulsivos. Sedantes. Tónicos generales. Ejemplos.
Capítulo III. Lociones, pulverizaciones, instilaciones, funciones, colutorios, gargarismos, enemas; sus variedades. Inyecciones. Supositorios, óvulos y candelillas medicamentosas.
Capítulo IV. Purgantes. Antidiarreicos. Eméticos y antieméticos. Antihelmínticos. Expectorantes. Cardiotónicos. Vasodilatadores. Diuréticos. Sudoríficos. Ejemplos.
Capítulo V. Síntomas generales de las enfermedades del aparato digestivo. Dolor abdominal; sus posibles consecuencias. Alteraciones intestinales. Cólico hepático. Peritonitis. Oclusión intestinal. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo VI. Síntomas generales de las enfermedades del aparato urinario. Alteraciones de la orina. Principales enfermedades renales y vesicales. Insuficiencia renal. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo VII. Afecciones generales de las enfermedades del sistema nervioso. Coma. Tipos de parálisis. Enfermedades convulsivas. Meningitis. Parálisis infantil. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo VIII. Enfermedades del tiroides, hipófisis y suprarrenales. Obesidad. Diabetes. Coma diabético. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo IX. Defensa del organismo contra las infecciones. Inmunidad. Sueros y vacunas.
Capítulo X. síntomas más importantes y evolución de la escarlatina, sarampión, viruela, vacuna, varicela, tos ferina y meningitis epidémica. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo XI. Síntomas más importantes y evolución de la difteria, tifoidea, paludismo y reumatismo agudo. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo XII. Tuberculosis: sus diferentes localizaciones. Lepra. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo XIII. El cáncer. Sus clases. Diversas localizaciones. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
 
TERCERA PARTE.
Capítulo I. Concepto de la infección.
Capítulo II. Infecciones quirúrgicas.
Capítulo III. Gangrenas, úlceras, fístulas y tumores.
Capítulo IV. Contusión. Heridas.
Capítulo V. Hemorragia. Shock traumático.
Capítulo VI. Concepto de la asepsia y la antisepsia. Incisión. Métodos antisépticos.
Capítulo VII. Preparación del enfermo para el acto operatorio. Materiales utilizados para las operaciones y curas: su preparación. Instrumental quirúrgico: su preparación.
Capítulo VIII. Vendajes. Definición y clasificación. Vendajes simples. Preparación de las vendas en lo concerniente a su confección, arrollamiento, aplicación y separación. Vendajes circulares y oblicuos. Vendajes en ocho de guarismo. Vendajes recurrentes. Variedades principales.
Capítulo IX. Vendajes del sistema Mayor. Vendajes compuestos. Vendajes mecánicos.
Capítulo X. Materiales de ligadura y sutura. Síntesis quirúrgicas. Curas asépticas.
Capítulo XI. Fracturas. Aparatos modelados solidificables. Extensión continua.
Capítulo XII. Apósitos y aparatos más usados para las fracturas. Fracturas abiertas: modo de tratarlas.
Capítulo XIII. Tratamiento de las luxaciones y esguinces.
Capítulo XIV. Inyecciones hipodérmicas, intravenosas y parenquimatosas.
Capítulo XV. Hemostasia.
Capítulo XVI. Tratamiento de urgencia de la hemoptisis, hematemesis, epistaxis y metrorragia.
Capítulo XVII. Sangría general y local.
Capítulo XVIII. Cauterización.
Capítulo XIX. Colecciones líquidas patológicas.
Capítulo XX. Evacuación de cavidades naturales. Sondas uretrales. Cateterismo uretral.
Capítulo XXI. Anestesia general. Anestesia local. Raquianestesia.
Capítulo XXII. Cuidados postoperatorios. Complicaciones postoperatorias. Síntomas de mayor gravedad en los operados. Vigilancia de la enfermera en estos casos.
Capítulo XXIII. Quemaduras. Congelaciones.
Capítulo XXIV. Panadizo. Callos y durezas. Uña encarnada.
Capítulo XXV. Síncope. Sus causas y tratamiento. Ataque epiléptico. Cuidados a tener. Insolación; tratamiento. Picadura de insectos.
Capítulo XXVI. Intoxicaciones.
Capítulo XXVII. Asfixia por atragantamiento, por sumersión, por gases tóxicos. Tratamiento. Respiración artificial. Espasmos de la glotis; tratamiento. Autopsia médicolegal.
Capítulo XXVIII. Dirección de la lactancia materna. Ración alimenticia. Frecuencia y duración de las tetadas. Lactancia de gemelos. Lactancia de los niños débiles y su ración alimenticia.
Capítulo XXIX. Incidentes y accidentes de la lactancia materna. Hipogalactia; hipergalactia; deformidad del pezón. Debilidad congénita del niño; deformación de la cavidad bucal. Enfermedades que contraindican la lactancia. La nodriza mercenaria.
Capítulo XXX. Lactancia artificial. Composición de la leche de vaca, de cabra, de burra. Cuidados de la preparación de la leche. Cuidados en la preparación de biberones. Raciones para el niño criado con lactancia artificial. Leches modificadas: leche condensada, leche en polvo, leche homogeneizada, leche maternizada. Lactancia mixta.
Capítulo XXXI. Crecimiento del niño en peso y talla. La dentición. El destete. Edad del destete. Alimentación: preparación de papillas. Incidentes y accidentes del destete; anorexia; abuso de fármacos, de leche, de carne, de huevos. Hiper o hipoalimentación.
Capítulo XXXII. Cuidado de las funciones intestinales. Dieta hídrica. Realimentación. Estreñimiento.
Capítulo XXXIII. Higiene general del niño. Baño. Cuidado del cuero cabelludo y de los orificios naturales. El vestido.
Capítulo XXXIV. Miopía; hipermetropía; astigmatismo; estrabismo.
Capítulo XXXV. Catarata. Glaucoma. Cuerpos extraños en la conjuntiva. Conjuntivitis. Oftalmia del recién nacido. Queratitis. Tracoma.
Capítulo XXXVI. Preparación de los enfermos para operaciones en los ojos. Precauciones en los ojos. Precauciones postoperatorias. Enumeración de los instrumentos y aparatos más empleados en oftalmología.
Capítulo XXXVII. Las amígdalas: su función. Vegetaciones adenoideas: su influencia en el desarrollo general. Operaciones sobre las amígdalas. Preparación del material en el enfermo: principales instrumentos utilizados.
Capítulo XXXVIII. Taponamiento nasal. Intubación laríngea. Traqueotomía de urgencia. Preparación del material y cuidados postoperatorios a cargo de la enfermera.
Capítulo XXXIX. Otitis: sus complicaciones.
Capítulo XL. Anatomía de la boca y de los dientes. Cuidados que requieren los dientes. Dentífricos y cepillos más convenientes. Manera de cepillar los dientes. Reglas para la higiene de la boca. Extracciones y obturaciones.
Capítulo XLI. Deformaciones, posiciones defectuosas y anomalías de la boca y de los dientes. Enfermedades más frecuentes. Importancia de las heridas por roce en la boca. Manifestaciones en la boca de enfermedades ajenas a la misma. Manifestaciones patológicas en el organismo como consecuencia de enfermedades de la boca.
Capítulo XLII. Sintomatología general de las enfermedades de la piel. Dermatosis más frecuentes. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
Capítulo XLIII. Enfermedades venéreas. Tratamiento y cuidados a cargo de la enfermera.
 
En base las materias contenidas, así como por su calidad y volumen, el Manual del Practicante y de la Enfermera de García-Tornel es uno de los textos de la época más notables redactados con arreglo a las leyes vigentes para la enseñanza de las profesiones auxiliares sanitarias, sobre todo de las enfermeras. Pese al título del manual, el autor tiende a dirigir sus explicaciones a este colectivo sanitario. Apuntamos aquí, el capítulo dedicado a las cualidades que debe reunir la enfermera en su ejercicio profesional, así como las continuas referencias en la obra a los cuidados y tratamientos de la enfermera en las diversas patologías, destacando el papel todavía sumiso de la enfermera a las órdenes de sus superiores los médicos en una clara etapa previa a la profesionalización de los cuidados. También es digno destacar el lenguaje claro y directo utilizado por el doctor García-Tornel, así como la aceptación que tuvo esta obra llegando a publicarse al menos ocho ediciones como ya hemos señalado. Como dato curioso, y prueba de su gran valor didáctico, en 1973 este Manual del Practicante y de la Enfermera se seguía utilizando en algunas escuelas de esteticién pues la manera en la que aparecían descritos los huesos y los músculos hacía fácil su memorización.

Agradecimientos
A doña Aurora García-Tornel, a María Asunción y a Javier, hija y nietos del doctor García-Tornel respectivamente.

 

Bibliografía
- CALBET i CAMARASA, J. M. & CORBELLA i CORBELLA, J. (1982): Diccionari biogràfic de metges catalans, segon volum F-Q. Editorial Rafael Dalmau. Fundación Salvador Vives Casajuana, Barcelona.
- DOMÍNGUEZ ALCÓN, C. (1986): Los cuidados y la profesión enfermera en España. Ediciones Pirámide, S. A., Madrid.
- EXPÓSITO GONZÁLEZ, R. (2011): “El manual del doctor Murga y Serret con conocimientos indispensables para practicantes y enfermeras (1938)”. En Enfermería de Ciudad Real, nº 61. Ciudad Real, pp. 30-32.
- GARCÍA LOZANO, A. (1993): Història de l´Escola d´Infermeria “Creu Roja” de Barcelona. Escola Universitària “Creu Roja”, Tarrasa.
- RODRÍGUEZ ARIAS, B. (1973): “Lorenzo García-Tornel Carros In Memoriam”. En Anales de Medicina y Cirugía, nº 232. Barcelona, pp. 171-180.
Fuentes:
- “Enfermeras”: I (1950), 1, p. 8.
- “La Vanguardia Española”: LXXXVIII (1972), 32966, p. 34.


 


 8 Comentarios
Página 1 de 2
1 2  >
8 | RECONOCIMIENTO A TUS TRABAJOS
Javier Saavedra Balseiro | 23/10/2012 | 20:6
Me agrada sobremanera esa pincelada afectiva que envuelve tus trabajos, cuando revelas tu faceta de biógrafo. !Enhorabuena¡ y síguenos abriendo el camino, que todavía queda mucho por andar.
7 | LOS PRACTICANTES DEL MÉDICO
Alfonso | 10/10/2012 | 20:24
¿Pero dónde estamos y hacia dónde vamos? Seguro que recordamos a otras profesiones que en los años cincuenta, simplemente eran escuelas privadas ( periodismo) por ejemplo, y que pocos años despues, consiguieron sus facultades; y por supuesto, la categoria de ciencias de la información. Nosostros en toda nuestra miserablemente historia, hemos estado manipuladospor otras titulaciones, que nos han llevado a la miseria en la que nos encontramos ahora. Los médicos eran los que formaban a los practicantes y enfermeras OJO pero a la forma que ha ellos les ha interesado: auxiliar,ayudante,asistente etc. ! Una verguenza!!! Los dentistas lo pusieron muy claro desde hace muchos años y por lo que se observa no quieren que se repita con nosotros. El trabajo muy bueno e interesante. Alfonso Sitcha Agüera Sangrador y Enfermero Espta S.M
6 | ENHORABUENA
Javier Sanz | 10/10/2012 | 12:20
Raúl Expósito González no abandona la línea que comenzó hace tiempo: la rigurosidad en la búsqueda de fuentes y en la interpretación correcta de las mismas. La enfermería española está en deuda con alguien que viene de largo reconstruyendo su historia de manera muy solvente y sacrificada, con el plus de su notable redacción que la hace de agradable lectura. Enhorabuena, con el deseo de verla reunida en un volumen definitivo.
5 | SABER DE DÓNDE VENIMOS CON RIGOR.
José Ramón Martínez Riera | 01/07/2012 | 16:58
Saber de dónde venimos es fundamental para saber dónde y cómo estamos y a dónde vamos. Si además se hace con rigor cientifico y esmerada narrativa los resultados son tan extraordianrios como los del presente artículo.
4 | CALIDAD Y RIGOR
JOSÉ EUGENIO GUERRA GONZÁLEZ | 29/06/2012 | 15:49
Continuas enriqueciendo la Historia de los Cuidados y por ende de la Enfermería. Cómo en todo en lo que intervienes Raúl, calidad y rigor!!! Un abrazo.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Nuestra Historia
Cien años del Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de Ciudad Real (1913 - 2013)
Antón Martín y la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios
Textos para la formación de las enfermeras de Cruz Roja
Un practicante manchego da nombre a una calle de Tomelloso
Un practicante manchego fue condecorado en 1935 con la medalla de la legión de honor de Francia.
  Últimas Noticias
Programa formativo del primer semestre de 2017

Programa formativo del primer semestre de 2017Os presentamos los primeros cursos de formación continuada organizados para el primer semestre de este año. Esta formación se ira ampliando confirme se vayan confirmando horarios y fechas.
Ciudad Real lidera el número de resúmenes presentados al congreso mundial de Enfermería de Barcelona

Ciudad Real lidera el número de resúmenes presentados al congreso mundial de Enfermería de BarcelonaCon un total de 18 trabajos presentados y 8 de ellos admitidos, Ciudad Real es la provincia de Castilla La Mancha que más resúmenes científicos ha presentado al Congreso Mundial de Enfermería organizado por el Consejo Internacional de Enfermeras que se celebra en Barcelona, del 27 de mayo al 1 de junio. En total nuestra comunidad ha presentado 40 comunicaciones al Congreso que será el mayor escaparate mundial de los cuidados de salud y la Enfermería.
El opositor de buena fe

El opositor de buena feTras las últimas novedades en relación con la Oferta Pública de Empleo del Sescam de 2010, la cual fue impugnada judicialmente y ante las dudas generadas en el colectivo a raíz de la comunicación remitida por el Sescam, nuestro asesor jurídico Carlos Bruno, publica este artículo con el fin de aclarar las dudas existentes entre quienes aprobaron y obtuvieron su plaza en dicho proceso selectivo.



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS