Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
27 de julio de 2017
  Buscar
  Portada
Nuestra Historia

Textos para la formación de las enfermeras de Cruz Roja

Textos para la formación de las enfermeras de Cruz Roja
María Dolores Bas Bonald.
Sin ningún género de dudas, la Cruz Roja Española tuvo un papel muy importante en el desarrollo de la Enfermería de nuestro país, fundando escuelas de enfermeras y elaborando completos y avanzados planes de estudio, colocando a esta benemérita Institución como motor y gran protagonista en la historia moderna de la enfermería en España.


Actualizado 11 enero 2013
Ampliar el textoReducir el textoImprimir este artículoEnviar a un amigoComentar en Facebook Comentar en Twitter
 La galería de personajes que han prestado su apoyo a la Cruz Roja Española es prolija; personas célebres y anónimas se volcaron con la Institución desde el principio. Sus dos grandes valedores, Nicasio Landa y Joaquín Agulló, dispusieron todo lo necesario para que la organización viera la luz en España, aunque en honor a la verdad, las mujeres de la Familia Real fueron su mejor exponente. La Reina Isabel II le confirió el carácter oficial por medio de una Real Orden de 6 de julio de 1864, y su nuera, la reina regente María Cristina de Habsburgo, ayudó de una manera decisiva a la Institución, amparando, estimulando y propiciando personalmente la reorganización de la Cruz Roja Española. Entre sus numerosas aportaciones destacan la inauguración en 1896 del Sanatorio Central de Vallehermoso, la donación de un edificio que se habilitó como Hospital de la Cruz Roja en San Sebastián inaugurado en 1923, y también, la inauguración en 1924 del Dispensario de Irún. Sin embargo, fue la Reina Victoria Eugenia quien siguiendo el ideario del fundador de la Cruz Roja, Henry Dunant, dotó a la Institución de un Cuerpo de Enfermeras en 1916. 

Las Enfermeras de la Cruz Roja.
El Real Decreto de 16 de enero de 1916 de aprobación de las bases para la reorganización de la Cruz Roja Española establecía dos secciones: la de Caballeros y la de Señoras, presidida por S. M. la Reina Victoria Eugenia que además ejercería la Autoridad Suprema por delegación de S. M. el Rey Alfonso XIII. El reglamento de la Asamblea Central de Señoras fue aprobado por Real Decreto de 29 de junio de 1916.
El Real Decreto del 13 de julio de 1916 de aprobación de las reglas para aclaración y complemento de las bases establecidas por el Real Decreto de 16 de enero señalaba que la Sección de Señoras tendría la tarea de crear el Cuerpo de Enfermeras de la Cruz Roja Española bajo la autoridad suprema y presidencia de la Reina Victoria Eugenia. El empeño personal de esta soberana porque la enseñanza de la enfermería adquiriese la importancia y el desarrollo que en otros países, dio lugar a que, un año antes, el 1 de febrero de 1915 y en los Salones de la Asamblea Suprema se inaugurase el Primer Curso Oficial, encargándose de la enseñanza el doctor Fernando Calatraveño. Este curso dado en 1915, en el que terminaron 42 alumnas, no fue completo. En 1916 y debido a la reorganización de la Cruz Roja no se celebró el curso de enfermeras.
El 28 febrero de 1917 se dictó otro Real Decreto por el cual se aprobaban las instrucciones generales para la organización y constitución del Cuerpo de Damas Enfermeras de la Cruz Roja Española y el programa anexo para la enseñanza de estas enfermeras. Meses después, el 4 de abril, se creaba la medalla con distintivo especial para las Damas Enfermeras de la Cruz Roja Española.


 
S.M. La Reina Victoria Eugenia con el uniforme de dama enfermera de la Cruz Roja.

El reglamento de este Cuerpo de Damas Enfermeras de la Cruz Roja Española fue aprobado por Real Orden de 18 de mayo de 1917 con arreglo al artículo 4º del Real Decreto de 28 de febrero. La creación del Cuerpo de Enfermeras había tardado en ponerse en marcha debido a que en España los cuidados de enfermería, estaban confiados a miembros de comunidades religiosas, personas que no percibían retribución alguna por la prestación de estos servicios, hasta que en 1915 nace oficialmente la figura de la enfermera. El Cuerpo de Enfermeras de la Cruz Roja estaba formado por mujeres de la alta sociedad pertenecientes a la Familia Real y a la aristocracia que prestaban sus servicios de forma voluntaria, sin percepción económica alguna.
En 1917 comenzó el segundo Curso de Damas Enfermeras bajo la dirección del doctor Calatraveño. Las clases teóricas se impartieron en el Colegio de la Asunción y las prácticas se realizaron en el Hospital del Niño Jesús.
Para la enseñanza de estas enfermeras la Reina Victoria Eugenia insistió en la necesidad de construir un Hospital para impartir la formación y crear un segundo Cuerpo de Enfermeras, el de las enfermeras profesionales o retribuidas, distintas del Cuerpo de Damas Enfermeras. En agosto de 1918 se abrió en Madrid el Hospital Central de la Cruz Roja, más conocido como Hospital de San José y Santa Adela, dirigido por las Damas de la Cruz Roja y al que se añadió el Cuerpo de Enfermeras profesionales y en el que se estableció la primera Escuela de Enfermeras de la Institución. Por lo tanto, en 1918 se inició la formación de enfermeras profesionales retribuidas en Madrid, y también harían lo propio en San Sebastián, León, Granada, Valladolid, Melilla y Santa Cruz de Tenerife. Un año después, en 1919 se impartirían cursos para enfermeras profesionales en Barcelona, Alicante, Cartagena, Huelva, Bilbao, Mataró, Mahón, Oviedo, Pamplona, Santander, Santiago y Vitoria, aumentando en años sucesivos estas enseñanzas en otras Asambleas de la Institución.
Estos cursos de enfermeras se impartieron desde 1918 sin interrupción hasta 1921 con motivo de la Guerra en África.
En 1922 quedó oficialmente constituido el Cuerpo de Enfermeras Profesionales de la Cruz Roja en España gracias a la Real Orden de 26 de octubre de 1922.

 

Textos para la formación
Con motivo de la promulgación del Real Decreto de 28 de febrero de 1917, fecha en la que se crea el Cuerpo de Enfermeras de la Cruz Roja Española y por la que se aprobaba el programa para su enseñanza, se publican los primeros textos didácticos.
El artículo segundo del Real Decreto de 28 de febrero de 1917 establecía los requisitos para ostentar al título y pertenecer al Cuerpo de Damas Enfermeras:

1º. Ser súbdita española, mayor de 17 años y pertenecer como Asociada a la Institución.

2º. Aprobación, ante el Tribunal de examen nombrado por la Asamblea Central, de los estudios teóricos, con arreglo al programa
oficial aprobado.

3º. Aprobación de la práctica en Hospitales que designe la Asamblea Central, así como el tiempo de estas prácticas.

Este título de Dama Enfermera sólo tenía validez dentro de la Cruz Roja Española, y el programa de estudios publicado en esta disposición constaba de 35 lecciones.

El posterior Reglamento del Cuerpo de Damas Enfermeras aprobado en mayo de 1917 decía en su artículo primero:

"S. M. la Reina es la Jefa Suprema del Cuerpo de Damas Enfermeras".

El Reglamento establecía que el Cuerpo de Damas Enfermeras se dividía en cuatro categorías:

-          Jefas.

-          Subjefas.

-          Damas de 1ª clase.

-          Damas de 2ª clase.

Para ser Dama Enfermera de 2ª clase era preciso ser mayor de 17 años, súbdita española y asociada de la Cruz Roja debiendo aprobar los estudios teóricos y hacer las prácticas de hospital. Las Damas de 1ª clase debían tener más de 21 años, más de 50 días de práctica de hospital en la categoría inferior, y poseer certificado de haber asistido a un moribundo. Las Damas Jefas y subjefas podía nombrarlas S. M. la Reina en premio a servicios y méritos relevantes, ascendiendo también a esta categoría las que, aparte de haber demostrado especiales aptitudes en exámenes y prácticas, tuvieran apropiadas condiciones de respetabilidad, carácter, edad, etc.
Las enfermeras profesionales realizaban los cursos en régimen de internado a diferencia de las Damas Enfermeras, y la duración de los estudios era de dos años, precedidos de un examen de ingreso sobre cultura general, reconocimiento médico y un curso preparatorio de tres meses. Las Damas Enfermeras recibían diez meses de formación distribuidos en dos cursos de cinco meses y realizaban sus prácticas en dispensarios a diferencia de las enfermeras profesionales que solo lo hacían en los Hospitales.

Aprobados los exámenes a las Damas Enfermeras se les hacía entrega de un diploma, un brazal y la insignia, pasando a ser inscritas en el escalafón en base a las cuatro categorías en que estaba dividido el Cuerpo de Damas Enfermeras.

Diversos fueron los libros que se imprimieron para la formación de las enfermeras de la Cruz Roja Española como el Manual de la enseñanza de enfermeras publicado en Valladolid en 1917 por el doctor Mariano Fernández-Corredor y Chicote, delegado de la Cruz Roja en Valladolid y profesor de los cursos de Damas Enfermeras en dicha ciudad; o El consultor de la Dama Enfermera publicado en Guadalajara en 1918 por una integrante del Cuerpo de Damas Enfermeras, Elena Sánchez de Arrojo. Esta obra tuvo gran aceptación, pues sabemos que se publicó una segunda edición en 1920.
Otros títulos fueron los publicados en 1923 por la Junta de Damas de Pamplona: Contestaciones al programa de examen teórico para obtener el título de Dama Enfermera de 2ª clase, y por la Cruz Roja de las Palmas de Gran Canaria: Lecciones para las Damas Enfermeras de Cruz Roja de las Palmas de Gran Canaria.
Además de estos manuales aparecieron otros que a continuación expondremos.

El libro de la dama enfermera de la Cruz Roja
La obra localizada pertenece a una edición provisional lo que impide cifrar la fecha de su publicación si es que esta tuvo lugar. Es también desconocida la autoría y plaza de la edición, aunque sabemos que existe otra edición fechada en Madrid en 1924 y el autor es Cruz Roja Española.

Portada del libro de la Dama Enfermera de la Cruz Roja Española.

El libro consta de 303 páginas más un índice y está dividido en trece lecciones que corresponden al programa para el curso de Damas Enfermeras de Segunda clase:

LECCIÓN 1ª. - Cruz Roja.

LECCIÓN 2ª. - Nociones generales sobre la configuración y topografía del cuerpo humano. – Nomenclatura de las regiones y cuadrícula topográfica.

LECCIÓN 3ª. - Esqueleto.

LECCIÓN 4ª. - Concepto general de la enfermedad.

LECCIÓN 5ª. - Apósitos y vendajes.

LECCIÓN 6ª. - Traumatismos en general.

LECCIÓN 7ª. - Vendajes de inmovilización y extensión.

LECCIÓN 8ª. - Hemorragias médicas y quirúrgicas.

LECCIÓN 9ª. - Complicaciones infecciosas de las heridas.

LECCIÓN 10ª. - Remedios tópicos.

LECCIÓN 11ª. - Instrumentos de curación y de operaciones de urgencia.

LECCIÓN 12ª. - Cuidados y material que requiere el transporte de heridos.

LECCIÓN 13ª. - De las habitaciones, ventilación, calefacción, etc. Ligera idea de la circulación, respiración y calorificación.

Acompañan al texto un total de 150 figuras o imágenes explicativas de las lecciones.

El grueso de esta pieza corresponde a la parte de los distintos tipos de vendajes y apósitos por lo que consecuentemente, el número de páginas dedicadas a la topografía y anatomía del sistema músculo-esquelético, es de importante consideración, como prueba de que para realizar un vendaje correcto o colocar un yeso, era preciso conocer las regiones anatómicas del cuerpo humano implicadas. No en vano, cinco de las doce prácticas que realizaban estas Damas Enfermeras de Segunda clase estaban dedicadas a este respecto.
 

LECCIÓN

PRÁCTICA

Lección 1ª

Vendajes de las extremidades inferiores

Lección 2ª

Vendajes de las extremidades superiores

Lección 4ª

Vendajes de cabeza y cuello

Lección 5ª

Vendaje y su manufactura. Vendajes del tronco

Lección 6ª

Preparación del material de curación

Lección 7ª

Vendajes de inmovilización y extensión

Lección 8ª

Curaciones

Lección 9ª

Heridas

Lección 10ª

Remedios tópicos

Lección 11ª

Manejo y esterilización de instrumentos de curación

Lección 12ª

Manejo de materiales para el transporte de heridos

Lección 13ª

Esterilización y desinfección

 

TABLA I. Prácticas correspondientes a las Damas Enfermeras de Segunda clase.
 

 También, es significativamente importante el número de páginas que este libro dedica a la lección primera sobre los conocimientos que debe poseer la Dama Enfermera sobre la Cruz Roja, como su importancia y misión protectora, humanitaria y social, donde además se dan unas nociones sobre la historia y funcionamiento en España de esta Institución, aspiraciones e ideales y la Cruz Roja en otras naciones.

Manual de las damas enfermeras de la Cruz Roja

Portada del libro del Dr. Andrés Martínez Vargas (1918)

La formación de las Damas Enfermeras de Barcelona se inició en 1918, el mismo año en que se tomó la decisión de construir un hospital provincial en una reunión de la Junta de Damas Enfermeras celebrada el 23 de marzo.  La Junta de Damas no esperó a que se construyera el Hospital aceptando el ofrecimiento del eminente pediatra doctor Martínez Vargas, de poner a su disposición las instalaciones de su cátedra en la Facultad de Medicina, situada en el Hospital Clínico y Provincial de Barcelona, aportando además el material necesario a fin de desarrollar la enseñanza, incluyendo su clínica infantil.
El Primer Curso de las Damas Enfermeras de Barcelona empezó el 28 de marzo de 1918, en las dependencias del Hospital Clínico. El programa oficial constaba de 35 lecciones, cuyo temario fue desarrollado por el propio doctor Martínez Vargas en el Manual de las Damas Enfermeras de la Cruz Roja dedicado a la reina Victoria Eugenia que apareció en enero de 1918.
En la Introducción, a modo de prólogo, su autor muestra su más profunda gratitud por haber sido elegido para la instrucción en el programa técnico, teórico y práctico de las Damas Enfermeras de la Cruz Roja de Barcelona, y que hace extensible a la Reina Victoria Eugenia que ratificó tal nombramiento.
A las damas ilustres de la alta sociedad barcelonesa se dirige ensalzando la figura de la enfermera, manifestando que el papel de la enfermera no es tan vulgar como parece y pone como ejemplo su visita al frente francés en julio de 1917 en plena Guerra Mundial:

"(…) por doquiera las damas más linajudas alternaban con las señoritas más modestas en esa caritativa misión de cuidar enfermos (…)".

Este documento de 530 páginas dividido en 35 lecciones – que incluye un apéndice con dos trabajos presentados por su autor en el Primer Congreso Nacional de Pediatría celebrado en Palma de Mallorca en abril de 1914: Código de la Madre y Cuidados con el niño sano y con el niño enfermo – responde con exactitud al programa redactado para la instrucción de las Damas Enfermeras según lo dispuesto en el Real Decreto de 28 de febrero de 1917.

Curso teórico de la dama enfermera
La primera promoción de Damas Enfermeras de la Cruz Roja en Asturias data de 1918 en Oviedo. La formación de estas alumnas, mujeres de la aristocracia asturiana, fue llevada a cabo por médicos militares adscritos a la Cruz Roja. Estas Damas desarrollaron sus prácticas asistiendo a enfermos de la epidemia de la gripe.

Portada del curso teórico de la dama enfermera (1920).



El acta de los exámenes del primer curso fechada en Gijón el 30 de Julio de 1918, fue firmada por el capitán médico Cándido Soriano Catalán, profesor del curso.

Este Curso teórico de la Dama Enfermera cuyo autor es el médico militar asturiano, Cándido Soriano Catalán (aunque en varias referencias aparece como autora María González Neira de Terrero, que a partir de los apuntes tomados en las clases del profesor Soriano, redactó el manuscrito) vio la luz en 1920 en Oviedo y consta de 557 páginas repartidas en 35 lecciones redactadas con arreglo al Real Decreto de 28 de febrero de 1917.

Las últimas siete lecciones se clasifican bajo el epígrafe "Acción de la Cruz Roja en tiempo de paz":

Lección XXIX. LA CRUZ ROJA EN TIEMPO DE PAZ.

Lección XXX. Alcoholismo.

Lección XXXI. Tuberculosis.

Lección XXXII. Paludismo.

Lección XXXIII. Viruela y vacunación.

Lección XXXIV. Nociones de puericultura.

Lección XXXV. Higiene infantil.

Al final de la obra aparece el programa adicional en el que aparecen los epígrafes y páginas del texto en el que se hallan tratados los diferentes asuntos de este cuestionario.
El doctor Soriano dedica el libro a la primera promoción de Damas Enfermeras de Oviedo, elogiando su trabajo con motivo de la epidemia de 1918, y se refiere con especial recuerdo a María González Neira de Terrero, quien también tiene un rincón en estos prolegómenos de la obra.
En su alocución titulada Dos palabras por obediencia, la Presidenta de la Junta de Damas de la Cruz Roja de Oviedo y alumna de la primera promoción, rememora aquellos días con gran cariño hacia sus profesores y compañeras, y se dirige a la Reina Victoria Eugenia al hablar de la abnegada dedicación de estas enfermeras que desafiando a la muerte pusieron todo su empeño y caridad para atender a los enfermos durante la epidemia gripal.

Vademécum de la dama enfermera de la Cruz Roja y auxiliares sanitarios

Portada del vademécum de la dama enfermera (2ª Ed., 1921)




Esta breve obra de apenas 126 páginas corresponde a la segunda edición del Vademécum de la Dama Enfermera de la Cruz Roja publicado en Cartagena en 1921 por María de los Dolores Bas Bonald, Dama Enfermera de la Cruz Roja, quien también es autora de Leyendas (Cartagena, 1923) y de Cartilla de puericultura al alcance de la clase proletaria (2ª edición. Cartagena, 1928).
La fecha en que apareció la primera edición de este escrito es desconocida, pero el hecho de que se publicara una segunda edición demuestra el grado de acogida que tuvo entre el público para el que fue concebido.
Estamos ante una obra que en palabras de su autora, es un libro de bolsillo, síntesis de sus estudios de Dama Enfermera y de datos recopilados de otras obras profesionales, visados por el médico de la Armada, Adolfo Rodríguez de Linares, el que fuera su profesor del Curso de Enfermeras de la Comisión de Cartagena.
No se trata por tanto, de un manual para la formación de las Damas Enfermeras de la Cruz Roja, sino de un breve compendio o vademécum para que la enfermera, en momentos de urgencia, recuerde los conocimientos adquiridos anteriormente.
Libro dedicado a la Reina Victoria Eugenia, consta de una serie de materias que agrupan de forma resumida los contenidos reflejados en el programa de estudios de las Damas Enfermeras de 1917:

 TABLA II. Índice de materias del Vademécum de la Dama Enfermera de la Cruz Roja.

MATERIAS

Cualidades de la Dama Enfermera y Auxiliares Sanitarios

Cuido de enfermos y heridos

Alimentación de heridos, enfermos y convalecientes

Accidentes médicos de tratamiento urgente

Enfermedades quirúrgicas agudas más frecuentes

Operatoria quirúrgica

Anestesia quirúrgica

Hemostasia quirúrgica

Envenenamientos más comunes

 
  En las últimas 15 páginas encontramos un apéndice con los siguientes contenidos:

-          Transporte de heridos y enfermos.

-          Aislamiento en las enfermedades contagiosas.

-          Peso práctico de las diversas cucharadas de medicamentos.

-          Abreviaturas más empleadas en las recetas.

-          Posología de los medicamentos según la edad.

-          Cuadrícula topográfica.

-          Diccionario tecnológico de los síntomas frecuentes.

-          Enfermedades parasitarias externas.

-          Diagnóstico diferencial de la muerte real y la aparente.

 


Bibliografía:

 

-          ÁLVAREZ NEBREDA, C. C. (2008): Catálogo bibliográfico de publicaciones enfermeras (1541-1978). Colegio Oficial de Enfermería de Madrid. Madrid.

-          CHAMIZO VEGA, C., MAGDALENA FERNÁNDEZ, V., BALLESTEROS ÁLVARO, M., COTIELLO CUERIA, Y. y NODAR BALBOA, F. (1999): "Escuela de Damas Enfermeras de la Cruz Roja de Oviedo". En El cuidado, pilar de la asistencia sanitaria a través de la historia. Libro de Ponencias y Comunicaciones del III Congreso Nacional de Historia de la Enfermería. Mérida, 1997. Escuela Universitaria de Enfermería de Mérida/Diputación Provincial de Badajoz. Badajoz, p. 279.

-          CHAMIZO VEGA, C. (2008): "Historia de la Enfermería en Asturias: La Cruz Roja". En Temperamentvm. Revista Internacional de Historia y pensamiento enfermero, nº 7. Recurso electrónico disponible en la página web de la Fundación Index.

-          CLEMENTE, J. C. (1986): Historia de la Cruz Roja Española. Cruz Roja Española. Madrid.

-          CLEMENTE, J. C. (1999): Historia de una iniciativa humanitaria de la Cruz Roja Española (1918-1997). La Escuela Universitaria de Enfermeras de Madrid. Editorial Fundamentos. Madrid.

-          CRUZ ROJA ESPAÑOLA. ASAMBLEA CENTRAL DE SEÑORAS (1917): Reglamento del cuerpo de Damas Enfermeras. Tip. Artística Cervantes. Madrid.

-          EXPÓSITO GONZÁLEZ, R. (2010): "Ena, la reina enfermera". En Enfermería de Ciudad Real, nº 59. Ciudad Real, pp. 30-32.

-     EXPÓSITO GONZÁLEZ, R. (2010): "Los manuales para la formación de las enfermeras de la Cruz Roja española". En GONZÁLEZ CANALEJO, C. y MARTÍNEZ LÓPEZ, F. (Eds.): La Transformación de la Enfermería. Nuevas Miradas para la Historia. Editorial Comares. Granada, 2010, pp. 311-324.

-        GALINDO CASERO, A., GARVÍ GARCÍA, M., VILLA ANDRADA, J. M. y GARCÍA RETAMAR, S. (2004): "Ficha nº 18. Curso Teórico de la Dama Enfermera (1920)". En Híades. Revista de Historia de la Enfermería, nº 9. Alcalá de Guadaíra (Sevilla), pp. 89-96.

-          HERNÁNDEZ MARTÍN, F. (COORD.) (1996): Historia de la Enfermería en España (desde la antigüedad hasta nuestros días). Editorial Síntesis. Madrid.

-          HERRERA RODRÍGUEZ, F. (1996-1997): "La enseñanza de las Damas Enfermeras de la Cruz Roja (1917–1920)". En Híades. Revista de Historia de la Enfermería, nº 3-4. Alcalá de Guadaíra (Sevilla), pp. 197-209.

-          SARO GANDARILLAS, F. (2007): "Los primeros años de la Cruz Roja". En El periódico melillense, nº 4. Melilla, pp. 29-31.

-          SOBRIDO PRIETO, N., GONZÁLEZ GUITIÁN, C, PRIETO DÍAZ, A. y PICHEL GUERRERO, M. J. (2008): "Las Damas de la Cruz Roja y Enfermeras Voluntarias de la Cruz Roja en La Coruña". En Híades. Revista de Historia de la Enfermería, nº 10. Tradición y Modernidad. Las fuentes para el estudio de la Historia de la Enfermería. V Congreso Nacional de Historia de la Enfermería. Sevilla, 2001. Alcalá de Guadaíra (Sevilla). Tomo II, pp. 741-750.

-          SOLÓRZANO SÁNCHEZ, M., RUBIO PILARTE, J. y CAMAÑO PUIG, R. (2003): "Enfermería y Cruz Roja: vidas paralelas". En La Enfermería Profesional. VI Congreso Nacional y I Internacional de Historia de la Enfermería. Libro de Actas. Alcalá de Henares, 2003. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Alcalá. Madrid, pp. 104-110.

 

 

 

 

 



 1 Comentario
1 | FELICITACIONES
Javier Saavedra | 19/03/2013 | 21:36
Permíteme que te felicite por tu documentada exposición sobre las Enfermeras de la Cruz Roja. Has sacado a la luz, en breves líneas, y al hilo de sus textos de formación, las peculiaridades de este especial estamento enfermero que nos precedió en la primera mitad del siglo pasado, con un lenguaje sencillo y ameno, con un estilo conciso pero clarificador que se agradece cuando se tratan estos temas.
Comentario
Título (obligatorio)
Nombre (obligatorio)
E-mail (obligatorio)
Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen inferior
     
Acepto la cláusula de privacidad
Normas de uso:

Esta es la opinión de los internautas, no de enfermeriadeciudadreal.com

No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes (tanto españolas como internacionales) o que sean injuriantes.

Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tono y de tema.


  Más de Nuestra Historia
Cien años del Ilustre Colegio Oficial de Enfermería de Ciudad Real (1913 - 2013)
Antón Martín y la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios
Un practicante manchego da nombre a una calle de Tomelloso
El doctor García-Tornel y su contribución a la enseñanza de la enfermería española
Un practicante manchego fue condecorado en 1935 con la medalla de la legión de honor de Francia.
  Últimas Noticias
Angel Atanasio Rincón: Una visión diferente

Angel Atanasio Rincón: Una visión diferente Enfermero de profesión, se inicia en el mundo de la fotografía de forma autodidacta en la adolescencia, al principio con cámaras compactas y posteriormente con cámaras reflex de 35 mm. Experimenta la fotografía en blanco y negro en todo su proceso, desde la elaboración de sus propios carretes hasta el positivado en su laboratorio, y se decanta por este estilo fotográfico como medio de expresión.
El segundo premio nacional de fotografía enfermera, para un colegiado de Ciudad Real

El  segundo premio nacional de fotografía enfermera, para un colegiado de Ciudad RealDesde mayo de 2016, el Consejo General de Enfermería (CGE) ha recibido más de 150 fotografías sobre escenas cotidianas de la profesión y su relación con los pacientes en hospitales, centros de salud y otros ámbitos. Carlos Tirado, presidente del Colegio de Enfermería de Ciudad Real ha entregado el premio a Angel Atanasio Rincón que consiguió el segundo premio en este certamen nacional al que han concurrido más de 150 obras hechas por enfermeros.
Cuatro años no son nada... y sin embargo

...Y sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, hemos dejado atrás un mandato de cuatro años que acabamos de renovar con la misma ilusión y ganas intactas de trabajar por nuestros colegiados.



Acuerdos comerciales / Contactar / Quiénes somos
Copyright © Colegio de Enfermería de Ciudad Real. Dirección: C/ Pedrera Baja 47, bajo - 13003 Ciudad Real - Tél: 926 22 25 01 - Fax: 926 25 50 24
Política de privacidad / Aviso legal / Acceder a los RSS RSS