Enfermeras de Ciudad Real venden camisetas solidarias para ayudar a familias arruinadas por la Covid-19

Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, son muchas las personas que lo han perdido todo, además de la salud, por culpa de los efectos derivados del contagio de la enfermedad. Hace ahora un año, varios profesionales sanitarios del Punto de Atención Continuada de Ciudad Real pensaron alguna iniciativa solidaria que ayudase a paliar la precaria situación en la que se estaban viendo sumidos cada vez más ciudadanos

De esta manera, los profesionales sanitarios del PAC de Ciudad Real tuvieron la feliz iniciativa solidaria de vender camisetas ilustradas, con dibujos realizados por niños en los que plasmaban su visión de esta dura etapa que les estaba tocando vivir. María Dolores Camacho Horta, colegiada en el colegio de enfermería de Ciudad Real y enfermera del citado centro explica que “fue una época muy mala en nuestro ámbito profesionalpero pensamos que había mucha gente que lo estaba pasando aun peor con una carestía total de necesidades básicas”. 


 
Con este planteamiento se pusieron manos a la obra y pensaron qué iniciativa solidaria sacar adelante. “Queríamos que fuese una iniciativa divertida para nosotros y útil para la sociedad”, explica María Dolores. Todos los trabajadores del centro pidieron a sus hijos que dibujasen como veían ellos la enfermedad y entre todos los diseños,seleccionaron varios que llevaron a serigrafiar. Una vez pagadas las camisetas, el dinero sobrante lo destinaron al donativo que ayer María Dolores hizo entrega a las monjas del ciudadrealeño convento de la cruz, cuya labor de ayuda a los más necesitados durante todos estos meses está resultando decisivo para evitar que 870 familias de la capital se queden sin las necesidades más básicas para subsitir.
 
 

Conscientes de la extraordinaria labor que realizan en el convento, los trabajadores del PAC de Ciudad Real, con la enfermera María Dolores Camacho como portavoz, tuvieron muy claro a quien destinar el dinero conseguido con la recaudación de las camisetas: “se trata de una pequeña cantidad porque las necesidades son muy grandes, pero también queremos desde aquí hacer un llamamiento a todas las personas que quieran colaborar, que lo hagan directamente con las monjas o a través de nosotros si están interesados en conseguir camisetas solidarias”.
 
 

Veinte familias acuden a diario hasta las puertas del convento a primera hora de la mañana para recoger su bolsa llena de productos de primera necesidad. Así lo vienen haciendo una vez al mes. Son familias con dos y tres hijos. Sin ningún tipo de ingreso ni ayuda económica. Sus necesidades, más allá de la alimentación también son de tipo sanitario. “En ocasiones, pagamos medicinas y productos farmacéuticos que no están cubiertos por el seguro”,explican las monjas del convento… “madres que no pueden amamantar a sus bebés y necesitan leche para alimentarlos, o bienes necesarios como bañeras, tronas, cunas…”.
 

Una de las cosas que más ha llamado la atención de las monjas y voluntarias que ayudan en las tareas de reparto,es cómo ha bajado la media de edad de las personas necesitadas: “si bien antes eran personas de edad avanzada, a menudo solas, ahora son familias enteras con padres y madres jóvenes que están en el paro y no pueden hacer frente a la crianza de sus hijos. Ellos son los que vienen ahora a pedirnos ayuda”, nos cuenta María Jesús,voluntaria del convento. 

. . . . . . . . . . .

Autores: Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú