Protocolo enfermero ante el manejo del hemofiltro y disminución de complicaciones en unidades de cuidados intensivos

Con esta publicación se pretende dotar a los profesionales de enfermería de una guía práctica y completa para el correcto funcionamiento del hemofiltro, antes durante y después de una terapia, así como reconocer sus complicaciones y como resolverlas exitosamente.

RESUMEN:
Las técnicas de depuración extrarrenal se basan en el intercambio de solutos y agua entre dos compartimentos separados por una membrana semipermeable. Utilizan mecanismos de difusión, convección o ultrafiltración y adsorción.
Estas terapias utilizadas son venovenosas: la sangre atraviesa el circuito empujada por una bomba y pasa por un filtro de baja resistencia que permite la filtración de agua y otras moléculas, las proteínas y las células sanguíneas no se filtran.
Distinguimos 3 modalidades de depuración extra renal:
 Ultrafiltración continúa: el agua plasmática y los electrolitos se extraen por mecanismo de convección, sin reponer los mismos. Se utiliza en pacientes con hipervolemia y/o insuficiencia cardiaca, y en la cirugía cardiaca.
 Hemofiltración continúa: se extrae agua y electrolitos por mecanismo de convección. Una solución de sustitución vuelve a añadir parte o toda el agua y electrolitos extraídos, antes del paso de la sangre por el filtro (pre-filtro) o después del filtro (postfiltro) . Se utiliza en pacientes con insuficiencia renal y/o hipervolemia.
Hemodiafiltración: : a la hemofiltración se añade la infusión de líquido de diálisis a
contracorriente por la cámara externa del filtro. Extraer líquido y solutos por
mecanismo de convección lo hace por diálisis.
Se utiliza en pacientes con insuficiencia renal, hipercatabolismo, con fallo
multiorgánico ó alteraciones electrolíticas severas.
En ocasiones, el hemofiltro en distintas terapias puede dar ciertas complicaciones, como mal acceso vascular, coagulación del circuito/filtro, desconexión con sangrado. La enfermera debe de saber  el correcto funcionamiento del hemofiltro antes de empezar una terapia para reducir las complicaciones.
 
 
 
INTRODUCCION:
Las técnicas continuas de reemplazo renal (TCRR) son utilizadas ampliamente en las unidades de cuidados intensivos1 para el manejo del fracaso renal agudo (FRA). Se usan también en situaciones clínicas sin alteración renal, en las que se ha demostrado su utilidad, limitando al mismo tiempo las complicaciones asociadas a las técnicas convencionales.
En relación a las TCRR, y desde sus inicios en 19778, se han producido numerosos avances en un intento de mejorar sus resultados y tolerancia. Aun así, la duración del hemofiltro y los factores que pueden influir sobre esto, continúa siendo de vital importancia, dado los costes que  pueden ocasionar el correcto manejo del hemofiltro por parte del profesional.
Además de surgir problemas derivados del propio filtro y de complicaciones derivadas del paciente, tales como puede ser,
– Derivadas de Técnicas:
Mal funcionamiento del acceso vascular: succión de la pared del vaso alrededor del
catéter, acodamiento, coagulación. En caso de  un problema de la vía se
puede poner a recircular en el circuito hasta solucionar el mal funcionamiento.
• Coagulación del circuito y/o del filtro: provocado por  un bajo flujo sanguíneo, pausas frecuentes del funcionamiento, aire en el circuito o déficit de anticoagulación.
• Desconexión con sangrado.
• Embolia aérea.
– Derivada de la Clínica
• Hemorragia: al canalizar la vía, por desconexión accidental, por trombopenia.
• Trombosis.
• Hipovolemia en la conexión.
• Anemia por sustitución repetidas de filtros.
• Alteraciones en el balance hídrico, hipo o hipervolemia o en los electrolitos por
errores de balance.
• Hipotermia: más frecuente en los lactantes y niños pequeños y cuanto mayor sea el
flujo sanguíneo y el volumen de ultrafiltrado.
• Infección
Palabras clave: Hemofiltracion, UCI, hemodiafiltracion,  Ultrafiltracion, TCRR

OBJETIVOS:
Dotar a los profesionales de enfermería de una guía práctica y completa para el correcto funcionamiento del hemofiltro, antes durante y después de una terapia, así como reconocer sus complicaciones y como resolverlas exitosamente.
MATERIAL:
Todos los datos que se utilizan en este estudio, se obtuvieron de la consulta directa y acceso, vía Internet a la literatura científica recogida en las bases de datos PubMed, Elsevier, Scielo.

METODO:
Se trata de un estudio descriptivo transversal bibliográfico de los trabajos recuperados mediante revisión bibliográfica, guías y protocolos.

RESULTADO:
Los enfermeros que trabajan en UCI  han obtenido un manual-protocolo de referencia con el que se ha estandarizado su procedimiento de actuación con un hemofiltro.
Lo usuarios de UCI  reciben una atención más especializada, pudiendo así los profesionales resolver actuaciones y reduciendo ansiedad en manipulación de estos dispositivos como realizar las terapias exitosas cada día de tratamiento, mejorando el estado del paciente reduciendo complicaciones que extienden la estancia del paciente.
 
 
DISCUSION:
El propósito fundamental de un protocolo es conseguir una mejora en un aspecto importante de nuestra actividad como enfermeras. Con la creación de un protocolo perseguimos, por una lado actualizar y unificar criterios para tratamiento de pacientes con  TCRR, utilizado de forma generalizada en una unidad de cuidados intensivos. Todo ello con el fin de evitar la aparición de complicaciones en la TCRR
 
CONCLUSIONES:
 Se proporciona una actualización de los conocimientos del profesional de enfermería en el cuidado al paciente con terapia de remplazo renal continuo.
Se da a conocer e implementar el protocolo de enfermería para el cuidado del paciente crítico con terapia de remplazo renal continuo.
Conseguir instaurar un protocolo y utilizarlo como herramienta de garantía de calidad e introducirlo en la práctica clínica de la enfermería para aportar a los profesionales de la unidad y futuros profesionales una forma de actuar.
Como se menciona en múltiples publicaciones realizadas por líderes y teóricas a nivel mundial, el conocimiento y la habilidad practica son primordiales para el avance de la ciencia y la disciplina profesional, permitiendo una comprensión de las mismas y ayudando a direccionar el conocimiento teórico y práctico que debe realizar el profesional de enfermería en busca siempre del beneficio para el paciente.
Un protocolo facilita la transición de profesional en el paso de principiante avanzado en la parte práctica a eficiente, afianza los cuidados de los profesionales en su parte empírica y transforma su conocimiento hacia el verdadero ser de la enfermería.
 
BIBLIOGRAFIA:
1 García Olert A, Hernández Sánchez A, Miralles Andujar F, Cortés Carmona J, Domínguez Bernal M, Caro Nieto M. Experiencia con las técnicas continúas de reemplazo renal en cuidados intensivos. Determinantes de la duración del hemofiltro. 2008; Consultado en: http://scielo.isciii.es/pdf/nefro/v11n4/original2.pdf. Acceso:2/15, 2021.
2 JEREZ JIMMY A, TORRES G, MILENA RAMÍREZ F. PROTOCOLO DE ENFERMERÍA PARA EL CUIDADO DEL PACIENTE CRITICO QUE REQUIERE TERAPIA DE REMPLAZO RENAL CONTINUA EN LA UNIDAD DE CUIDADO INTENSIVO ADULTOS DE LA FUNDACIÓN CLÍNICA SHAIO. 2013; Consultado en: https://intellectum.unisabana.edu.co/bitstream/handle/10818/9019/Jimmy%20Torres%20GaleanoFINAL.pdf?sequence=1&isAllowed=y. Acceso: 2/15, 2021.
3 Montoiro Allué R. TITULO DEL TRABAJO FINAL DE MÁSTER: EVALUACIÓN Y MEJORA EN LA APLICACIÓN DE LAS TÉCNICAS DE DEPURACIÓN EXTRACORPÓREA. 2012; Consultado en: https://digitum.um.es/digitum/bitstream/10201/28915/1/TFM%20RAQUEL%20MONTOIRO.pdf. Acceso 2/15, 2021.
4 Santiago Lozano MJ, López-Herce Cid J. Hemofiltracion venosa continua. 2010; Consultado en: http://secip.com/wp-content/uploads/2018/06/Protocolo-Hemofiltracion.pdf. Acceso 2/15, 2021.
 
 . . . . . . . . . . .

Autores: Alejandro Sanchez-Merenciano y María Dolores Rubio Peña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

Menú